Problemas de pareja que afectan a los hijos

Escrito por leader el . Posteado en BLOG

Básicamente, la psicoterapia se refiere a ese punto de reflexión al que se llega con la ayuda de un profesional acerca de un problema específico. La idea es analizar detalladamente y poner sobre la mesa todos los factores involucrados y así entender de forma clara la situación. Luego, el terapeuta guía a la persona hacia la superación del problema, planteando metas y objetivos buscando un cambio de pensamientos, sentimientos y conductas.

Cuando en este caso el problema es de pareja, la terapia ofrece una oportunidad de re-aprendizaje personal, una especie de “reinicio” incentivando: Intercambios de palabras y acciones placenteras entre ambos, Comunicación adecuada de aspectos positivos y negativos, Negociación mediante acuerdos ganar-ganar y Resolución efectiva de conflictos específicos de la cotidianidad.

La terapia de pareja puede ayudar a recuperar ese equilibrio familiar que se pierde cuando los roles principales no logran acuerdos positivos para todos. Pues existe insatisfacción y se presentan reiterados problemas en la relación, los cuales no se logran resolver por sí mismos y, obviamente, esto conduce a discusiones infructuosas o distanciamiento entre ambos.

Ese es el momento preciso para empezar una terapia de pareja en Madrid, sin embargo, cuando los involucrados son también padres es recomendable incluir a los hijos en la terapia.

Porque puede ser que los problemas de pareja le hayan causado algún tipo de daño a los hijos y hoy día se refleja mas en las enfermedades que se relacionan con la alimentación, por lo que es interesante analizar cada caso y de ser necesario recibir un asesoramiento nutricional en conjunto, entendiendo que el objetivo de la intervención son los sistemas familiares.

Aunque en algunos casos el asesoramiento nutricional está indicado para ser tratado de forma individual, porque el o la paciente en su mayoría no acepta la enfermedad que puede estar enfrentando y el especialista tendrá la forma de hacerle ver y aceptar su problema con sutileza, cosa que en la familia al no tener los conocimientos apropiados, podría llegar hacer más daño del que pueda tener en el momento el paciente.